10 de mayo, día de mamá

Siempre he escuchado o leído que las las madres lo son todo, pero también hay madres malas, que olvidan, que te humillan, que te tiran, que te cambian y lo peor que te odian. La mayoría de las veces nuestro perdón es incondicional. Recordar el primer abraso, el primer beso me hace sentir tranquilidad porque no solo la veo a ella sino también a mi padre y a mis hermanos mayores de los cuales estoy orgulloso mi madre es eso, mi gran familia que me crió, me formo y todavía lo sigue haciendo, por eso mamá aunque sea tarde agradesco por tenerte y estar aquí. A los que se me han unido en el transcurso de mi vida, a los que no olvidan gracias, a mis creadores que después de toda una vida mil gracias ¡Cuanto me hacen falta!
Pero a asa mujer que olvidaba, queme hacia enojar cuando repetía la misma pregunta muchas veces a ella que a pesar de todo siempre tuvo presente quien era yo, el más pequeño, su fortaleza a ella solo le digo bendita seas donde quiera que estés porque cuando te sueño vuelves a estar aquí conmigo, Mamá ya estas viejita, pero estas Chulita. Mientras tenga conciencia estarás presente en mi todos los días del resto de mi vida.